Select Page

Una acción a tiempo es mejor que nada

Una acción a tiempo es mejor que nada

Autores: Douglas Marlon Arévalo Mira 1, Sandra Aguilar de Mendoza 2, y Verónica Judith Molina Morán 3

1 Representante para la SIP en El Salvador | 2 Tecnológica de El Salvador | 3 Hospital Nacional de El Salvador

En el marco de las atenciones hospitalarias en muchos países del mundo, parece ser que, la expectativa es que mientras se toman acciones para restablecer la salud del paciente, al menos en un nivel funcional que le permita sobrevivir, la familia y conocidos simplemente deben pacientemente ver el desenlace de la emergencia. Inicialmente en período de Pandemia no se habló de la fragilidad en el tema de la salud mental, hasta que se hacen evidentes serios problemas como incremento de la violencia, en los que se vieron afectados diversos grupos, sin embargo el abordaje a nivel nacional ha estado a expensas de la iniciativa particular los profesionales y no de iniciativas gubernamentales. Esto ha permitido participar en el acompañamiento de pacientes, familiares y personas en las que el contagio por el virus altera su pensamiento. En una muestra de 1,785 participantes, se identificó que existen síntomas de depresión que requieren una exploración profunda y además una percepción de pérdida de calidad de vida en el confinamiento. (Ximénez, abril 2021; Arévalo, febrero 2021; Salinas-Rehbein y Ortiz, 2020).

Participar en el acompañamiento de pacientes, de familiares y de personas que simplemente tenían miedo de ser contagiados por el virus (González-Rivera, Rosario-Rodríguez & Cruz-Santos, A., 2020) es una antesala a trastornos complejos. En experiencias compartidas recientemente en el boletín se encuentra la participación de Sandra Aguilar de Mendoza (2021), en donde se muestra una nota breve de una investigación más extensa, realizada para la cuarentena obligatoria en El Salvador, desde lo personal hasta lo comunitario, incluyendo las relaciones familiares.  

Subiendo a la capa más externa de la propuesta en la teoría ecológica, la macroestructura se ha visto afectada en áreas como la salud pública con el incremento de las lesiones en los hogares (PDDH, 2020; ISDEMU, 2020, Save the Children, Octubre 2021), el cambio de cifras en los feminicidios, (PDDH, 2020; ISDEMU, 2020) el abuso infantil en el hogar, el incremento de casos de embarazos en niñas de 10 a 19 años (ISDEMU, 2020; UNFPA, 2021; Plan Internacional , 2021), entre otros casos, haciendo evidente que el COVID-19 no es solo un fenómeno físico, sino que a su alrededor hay consideraciones que generan zozobra, vulnerabilidad y riesgo para la población, lo cual también tiene eco en el debilitamiento de las políticas públicas (UNICEF Y FLACSO, 2021), entre ellas una de las más golpeadas en la política educativa nacional. Algunos colegas como el máster y terapeuta William Beltrán. Director en Centro de Desarrollo Humano Metáfora, a tiende a todo el grupo familiar sobreviviente de COVID-19, incluso a un año ocho meses del inicio de la pandemia. 

Los esfuerzos de abordaje de la problemática de la Salud Mental, en una experiencia privada particular, a través de la oferta de servicios de consejería personal, familiar y laboral, se obtuvo más de 200 respuestas, en la mayoría de ellas (65%) estaban presentes síntomas de serias alteraciones de la psique, por otro lado un 20% ya estaba en tratamiento cada 6 meses en servicios de salud públicos con medicación y finalmente, el 95% no tenía los recursos para acceder a una atención psicológica profesional. No se trata de un estudio completo, pero es un sondeo de opinión que puede dar luces de la imperiosa necesidad de la atención, pero que las condiciones de vulnerabilidad, una cultura de “soportar hasta donde sea posible” y la falta de un servicio público eficiente, la problemática es apremiante pero con pocas oportunidades de remisión.

Otra experiencia de trabajo, la comparte la colega Verónica Judith Molina Morán, Técnica de Personal en el Hospital Nacional El Salvador, su experiencia profesional proviene desde el año 2013, en el área de salud pública, donde se conformó un equipo de colegas que ya trabajaban la promoción de la salud mental previo a la pandemia. Cuando la infección por COVID-19 comenzó a reportar casos, se estableció un monitoreo de las medidas de bioseguridad, en los diferentes establecimientos de salud. Para tal efecto, Molina conformó un equipo de profesionales de psicología y del área de epidemiología, con los que llevaron a cabo talleres sobre bioseguridad y salud mental. Esta experiencia  permitió identificar que el personal de salud presentaba ciertos síntomas relativos al estrés como miedo, incertidumbre, inclusive casos con signos de ansiedad y dificultad para hacer una valoración adecuada de los riesgos, pues los equipos de primera línea sobredimensionaban algunas situaciones, a pesar de su conocimiento técnico científico.

Posteriormente, en el mes de junio de 2020 desde Hospital Nacional El Salvador, institución creada para la atención exclusiva a pacientes con complicaciones por COVID-19, se coordinan, desde esta fecha, diferentes espacios de capacitación técnica, así como jornada de humanización del personal, auto cuido, trabajo en equipo, duelo, inteligencia emocional, genero, grupos de atención poblacionales vulnerables, entre otras temáticas relacionadas con la salud mental. Pero también el personal de salud ha tomado conciencia de la importancia de los cuidados paliativos en el proceso de la muerte, y a pesar del agotamiento y la alta demanda laboral, expresando que han reafirmado su vocación y han encontrado un sentido a la labor que realizan, lo cual les reconforta.

El impacto Macrosistémico es notable, considerando los problemas de violencia, protección infantil y políticas públicas, pero también debe considerarse que el Microsistema de la familia ha sufrido cambios y alteraciones que pueden llevar a otro tipo de dinámicas. Como profesionales se hacen muchas intervenciones, algunas puntuales, otras investigativas y otras con un carácter gremial, pero los apoyos son insuficientes. Si priorizamos grupos: los equipos de primera línea deben poseer recursos psicológicos que le permitan enfrentar las exigencias, riesgos y demandas de la atención a pacientes en esta pandemia; las familias deben aprender a lidia con las nuevas medidas que se deben tomar, así como las pérdidas y cada individuo debe contar con una red de apoyo, no solo para esta pandemia, sino para cualquier impacto que se espere en su contexto, sin embargo, en todas ellas una acción a tiempo… es mejor que nada.

Referencias

Aguilar de Mendoza, A. S.  (2021). ¡Cómo se cambiaron los estilos de vida cuando hay pandemia!. SIP Bulletin, 108, Julio. https://drive.google.com/file/d/1WAeQZdvqTmwMlptF5TtNfdZdbsE8jmOi/view

Aguilar de Mendoza, A. S. (2020). La salud mental salvadoreña durante el período de distanciamiento social por la pandemia de la COVID-19. Coleccion investigaciones 61-88, Repositorio        Universidad Tecnologica de El Salvador. http://repositorio.utec.edu.sv:8080/xmlui/handle/11298/1173

Arévalo, A.  (Febrero, 2021). El impacto psicológico del coronavirus podría dar lugar a “otra pandemia”. https://www.vozdeamerica.com/a/coronavirus_efectos-salud-mental-segunda-pandemia-aseguran-expertos/6071249.html

Fondo de las Naciones Undias para la Infancia. (2021). FLACSO Y UNICEF lanzan análisis sobre 200 años de políticas públicas de Infancia en El Salvador [Comunicado de prensa]https://www.unicef.org/elsalvador/comunicados-prensa/flacso-y-unicef-lanzan-analisis-sobre-200-aos-de-politicas-publicas-de-infancia

González-Rivera, J.A. , Rosario-Rodríguez, A. & Cruz-Santos, A.. (2020). Escala de Ansiedad por Coronavirus: Un Nuevo Instrumento para Medir Síntomas de Ansiedad Asociados al COVID-19. Interacciones, 6(3), e163. https://dx.doi.org/10.24016/2020.v6n3.163

Plan Internacional (2021). Estudio Nacional de género. https://plan-international.org/es/el-salvador/estudio-nacional-de-genero-2021

Salinas-Rehbein, Belén, & Ortiz, Manuel S.. (2020). Relaciones interpersonales y desenlaces en salud durante la pandemia por COVID-19. Revista médica de Chile148(10), 1533-1534. https://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872020001001533

Save the children El Salvador (Octubre, 2021). El matrimonio infantil mata a más de 60 niñas al día. Noticia https://lac.savethechildren.net/es/el-matrimonio-infantil-mata-m%C3%A1s-de-60-ni%C3%B1as-al-d%C3%ADa

Tobar Serrano, J. A. (2020). Informe preliminar sobre covid-19 y derechos humanos en El Salvador. Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos   https://www.pddh.gob.sv/portal/wp-content/uploads/2020/06/informe-preliminar-junio-2020.pdf

Ximenez, L. (Abril, 2021). La Covid-19 trae una segunda pandemia en forma de problemas de Salud Mental para todos. Acta Sanitaria, Política y Sociedadhttps://www.actasanitaria.com/covid-trae-segunda-pandemia-problemas-salud-mental/

Descargar PDF

About The Author

Leave a reply

Your email address will not be published.